Seguinos

#SeresBahienses

馃懘馃搰馃帿 Hugo Kaiser, imprentero: el tipo de los tipos

30/4/2022 | Nuestra gente, nuestra mirada, nuestra ciudad.

Publicado

el

鈥擭o vivo solo. Vivo con las m谩quinas, con mis antig眉edades… 鈥攍e dice a 8000 el hist贸rico imprentero Hugo Kaiser, mientras muestra esas reliquias.

Hugo tiene 76 a帽os, naci贸 en la zona de Villa Pronsato, al lado de Maldonado, y desde hace 4 d茅cadas maneja su propio local en el barrio Mariano Moreno, a metros de la comisar铆a Quinta.

Su relaci贸n con la imprenta arranc贸 por una mala contestaci贸n.

鈥擳e voy a encerrar con los curas 鈥攍e dijo un d铆a su mam谩 Nieves.

鈥擡ncerrame.

Al lunes siguiente, estaban los 2 en La Piedad para hacer la inscripci贸n en el colegio de los oficios.

Fue la primera y 煤ltima vez que le contest茅 en la vida. Nunca le hab铆a contestado, hab铆a educaci贸n… Yo no ten铆a pap谩 (hab铆a fallecido), pero estaba bien contenido. Iba a la capilla Santa Luc铆a, era monaguillo, y antes hasta el mismo vecino te cuidaba鈥

Entr贸 a La Piedad con 12 a帽os 鈥測 moneditas鈥. El primer mes estuvo en carpinter铆a, pero no le gust贸, sac贸 muy malas notas y le pidi贸 al cura que lo cambie. 

鈥擬e mencionaron la imprenta y dije: 鈥驴Qu茅 es imprenta?鈥 鈥攔ecuerda Hugo鈥. Yo odiaba la carpinter铆a, no quer铆a saber nada, entonces dije: 鈥淢e gusta, 隆me quedo!鈥.

Y se qued贸. Y sac贸 las mejores notas del a帽o.

鈥斅 con muy poco estudio! Tengo nada m谩s que cuarto grado y repetido. Es ins贸lito: soy due帽o de una imprenta. Y no estudi茅 m谩s que eso, aprend铆 con la imprenta.

Los comienzos fueron complicados. Sobre todo, para sus patrones.

鈥斅y, yo comet铆a cada error鈥! Una noche trabajando en el diario El Sure帽o falt贸 el titulero y me pusieron a m铆, letra por letra鈥 隆Cada error! 鈥淧ibe, 驴d贸nde estudiaste?鈥, me dec铆an.

鈥斅縀mpezaste a trabajar no bien te recibiste?

鈥擫os 7 primeros meses no me tomaba nadie, porque era muy pibe. La imprenta era insalubre y yo era menor de edad, entonces no me tomaban por el sindicalismo.

Hugo empez贸 en una florer铆a. Pero un d铆a, caminando por la zona de Brown y Undiano, pas贸 frente a una imprenta y no dud贸:

鈥擯regunt茅 si necesitaban un tip贸grafo. Se me rieron: yo era delgadito, chiquitito… Pero me dijeron: 鈥淰en铆 esta noche y probate鈥. Fui a las 7 y cuando sal铆, a las 10, me llamaron: 鈥淧ibe, decile a tu mam谩 si puede venir a firmar ma帽ana鈥

Ten铆a 16 a帽os.

鈥擬i mam谩 no lo pod铆a creer.

Imprentero desde 1959, pas贸 por varios locales y fue encargado, socio, patr贸n鈥 Hasta que en 1983 abri贸 su propio negocio: la imprenta 鈥淜aiser鈥, en Don Bosco 1.718.

Como el pa铆s, acredita buenas y malas. Y aunque el trabajo fue decayendo, nunca se cort贸 del todo:

鈥擫o m谩ximo fue 1 semana demasiado floja. Antes de (la presidencia de Carlos) Menem ven铆amos mal, como ahora, 隆en picada! Y puse un ciclismo ac谩 al lado. A los 2, 3 a帽os empez贸 a haber m谩s trabajo otra vez y dej茅 el ciclismo: la imprenta es mi vida.

No maneja ni computadora ni WhatsApp y a煤n usa el tel茅fono fijo: es uno de tantos artefactos antiguos que lucen a su alrededor. Dice que le gusta coleccionar antig眉edades y nos muestra sus primeras m谩quinas.

Casi todas funcionan. Y 茅l trata de usarlas鈥

鈥斅縏u problema con la tecnolog铆a es porque te quit贸 laburo?

鈥擲铆. Le tengo odio, rabia, no me sigas porque me hago perro y muerdo. Me resisto al modernismo. Hay que modernizarse, lo entiendo, pero no de esta forma abismal. Yo soy buen tip贸grafo y buen linotipista, pero desapareci贸 la tipograf铆a [t茅cnica de organizar letras para crear trabajos de impresi贸n] y la linotipo [antigua m谩quina de impresi贸n]鈥

Igual, la resistencia al cambio no le hizo perder clientes porque cuando sos responsable y sab茅s, el cliente te persigue.

鈥斅縃ay solidaridad en el rubro? 

鈥擲铆. Y hay mucha envidia tambi茅n. Pero tenemos un grupo de gente que nos ayudamos a muerte: hay 2 o 3 lugares de los que no tengo llave porque no quiero, porque me dicen: 鈥淢i imprenta es tuya鈥. Y a la vez, ellos tampoco tienen mis llaves, pero vienen a cualquier hora y me dicen: 鈥淭om谩, haceme esto para ma帽ana鈥. Yo por ah铆 les digo que no puedo鈥 鈥淵o te ayudo, me quedo鈥︹, me dicen.

Se define como alguien para nada ego铆sta. Si alg煤n colega le pregunta por alguna de sus m谩quinas, enseguida propone: 鈥淐omprate una y yo te ense帽o鈥.

En este 谩mbito se conocen todos. Menos a los nuevos: los que heredan el negocio.

鈥斅縁ue dif铆cil llegar a la imprenta propia? 

鈥擬uy dif铆cil鈥 Yo no tuve ayuda para arrancar. Fue amor y coraje: amor a lo que hac铆a y coraje a lo que hab铆a que hacer. Soy testarudo. Lo que digo que voy a hacer, lo hago. Pero me sali贸 bien.

Hoy parece imposible.

Los chicos de ahora no pueden si no los ayudan鈥 Pero por m谩s plata que les pongan, si no tienen pasi贸n por el trabajo no se van a levantar.

鈥擧ace poco La Piedad cerr贸 su taller de imprenta, 驴qu茅 sensaci贸n te produjo?

鈥擟asualmente estuve ah铆, me quer铆a morir鈥 Cuando lo vi tan vac铆o, sent铆 un vac铆o dentro de m铆. Creo que hoy se busca m谩s el negocio. Pero yo soy grande, no entiendo鈥

Para Hugo, el trabajo es todo: abre la imprenta a las 8 de la ma帽ana y cierra a las 8 de la noche.

鈥斅縉o te cans谩s?

Ac谩 soy feliz. Tambi茅n colecciono bicicletas raras y antiguas y hago exposiciones, entonces cuando tengo un momentito las arreglo. Amo esa parte tambi茅n.

Vive en el barrio Maldonado, a 15 cuadras del negocio. Se maneja en camioneta. Uno de sus hijos, Walter, le da una mano grande: es quien maneja el WhatsApp, viaja y lleva los n煤meros de la imprenta. 

Lo que m谩s sale son las bolsas de papel y cartulina, y las etiquetas para ropa.

鈥斅縃ay algo que ya no hagas?

鈥擳alonarios, papel carta, sobres, tarjeta de 15 a帽os, de casamiento…

鈥斅縔 qu茅 es lo que m谩s disfrut谩s?

鈥擠e las cosas viejas, me encanta todo. Me gustar铆a ser otra vez el tip贸grafo que fui. A veces hago troqueles y me preguntan: 鈥溌緾贸mo hace? 驴C贸mo sabe?鈥. Y yo tengo las m谩quinas para hacerlo y adem谩s, me gusta.

Ahora va hasta el fondo de su imprenta. Busca unas piezas chicas de madera que contienen s铆mbolos y palabras, las apoya sobre la guillotina y explica: se llaman clich茅s y se usaban en las antiguas m谩quinas de impresi贸n.

鈥擠espu茅s vino el offset (m茅todo que usa planchas met谩licas) pero no, no me interesa. Es como la computadora鈥

Firme en la suya, entonces debe complementarse con sus colegas: por ejemplo, Hugo hace los troquelados (recortes de cart贸n, papel u otros materiales con una m谩quina) y ellos hacen trabajos de offset.

Tiene 2 hijos: Walter y Maximiliano. Y 3 nietos: Florencia, Kurt y Thierry.

Su deseo es que el legado contin煤e:

鈥擪aiser es un apellido bien gr谩fico en Bah铆a: yo empec茅 en el 59, ahora est谩 Walter, que cuando yo me muera va a seguir鈥 Y 茅l no tiene hijos, pero tiene sobrinos. Me gustar铆a que el apellido persista.

En menos de 3 horas cierra el negocio, pero Hugo avisa que si le entra alg煤n trabajo, va a pasar la noche entre sus m谩quinas. Lo suele hacer. Incluso s谩bados y domingos. 

鈥擧ace 22 a帽os que no me tomo vacaciones, 1 solo d铆a me tom茅. Cuando me alejo, me da nostalgia y vuelvo.

鈥斅st谩s casado con la imprenta鈥!

鈥擲铆, 隆recontracasado! Para m铆, es mi vida.

Se帽ala su m谩quina tipogr谩fica Heidelberg, impecable pero sin uso.

鈥擬uchos me dicen que cambie por esto, por lo otro. 隆No! A m铆 dejame as铆. Yo me voy a morir ac谩. Siempre digo que me saquen en el caj贸n de ac谩, no de mi casa.

鈥斅縇e dir铆as algo al Hugo de los comienzos?

鈥擰ue vuelva a hacer lo mismo, porque me dio mucha satisfacci贸n. Yo cri茅 a la familia, hice todo con la imprenta.

鈥斅縊 sea que volver铆as a contestarle mal a tu mam谩? 

鈥擴na sola vez.


Producci贸n, videos y edici贸n audiovisual: Tato Vallejos

Producci贸n y texto: Bel茅n Uriarte

Fotos: Eugenio V.

Idea y edici贸n general: Abel Escudero Zadrayec


馃憖 #SeresBahienses es una propuesta de 8000 para contar a nuestra gente a trav茅s de una serie de retratos e historias en formatos especiales.

La estrenamos para nuestro segundo aniversario. Estos son los episodios anteriores:


馃 En 8000 ofrecemos un periodismo bahiense, independiente y relevante.

Y vos sos clave para que podamos brindar este servicio gratuito a todos.

Con alg煤n cafecito de $ 300 nos ayud谩s un mont贸n. Tambi茅n pod茅s hacer un aporte mensual, v铆a PayPal o por Mercado Pago:

隆Gracias por bancarnos!

馃憠 Si quer茅s saber m谩s, ac谩 te contamos qui茅nes somos, qu茅 hacemos y por qu茅.

#SeresBahienses

鉀煣 Javier Di Benedetto, sacerdote: el divino amor cr铆tico

Nuestra gente, nuestra mirada, nuestra ciudad.

Publicado

el

鈥擫o m谩s lindo es ser reconocido como un vecino. Jes煤s era un vecino 鈥攍e dice a 8000 el sacerdote cat贸lico Javier Di Benedetto, que tiene 39 a帽os y es el actual p谩rroco de Sagrado Coraz贸n de Jes煤s, en la vecina M茅danos, partido de Villarino.

Como vecino tambi茅n se siente m谩s c贸modo. Siempre se lo ve por el pueblo, haciendo las compras, practicando alg煤n deporte, charlando con la gente鈥

鈥擰ue me llamen cura, padre o sacerdote es lo mismo, pero yo prefiero que me digan Javier, porque es el nombre que me pusieron, con el que me bautizaron.

Javier naci贸 en Avellaneda y a los 6 a帽os se vino a Bah铆a con su familia. Es hijo de聽Rosal铆a聽y聽Vicente Juan聽(a quien llamaban Enzo por la contracci贸n de Vincenzo, que es Vicente en italiano) y es el segundo de 4 hermanos: lleg贸 despu茅s de聽Lucas聽y antes de聽Enzo聽y聽Marcos. Un entorno varonil, que se acentu贸 con la llegada de sus sobrinos聽Salvador, Valentino聽y聽Mart铆n.

Los primeros tiempos bahienses transcurrieron en el barrio Espora, hasta que los Di Benedetto se instalaron en el macrocentro: Javier anduvo por la zona de Sarmiento y Granaderos hasta los 23, cuando decidi贸 entrar en el seminario.

鈥斅縍ecord谩s c贸mo fueron los inicios de tu relaci贸n con Dios y de tu vocaci贸n?聽

鈥擡s un poco dif铆cil de responder puntualmente, porque es toda la historia de uno鈥 Lo que recuerdo de la infancia es a mi mam谩 ense帽谩ndonos a m铆 y a mis hermanos la oraci贸n 鈥溍乶gel de la guarda鈥; mi pap谩 ten铆a un trabajo que le demandaba hacer guardias, o sea que algunas noches no estaba con nosotros鈥 Y despu茅s, como familia, nos bautizaron, nos llevaron para tomar la primera comuni贸n

A los 15 se sum贸 a Acci贸n Cat贸lica en San Luis Gonzaga. 

鈥擡n la capilla San Pantale贸n de Bella Vista fui dirigente de un grupo de Acci贸n Cat贸lica y eso me motiv贸 a tener cierta responsabilidad, a leer m谩s para estar a la altura de las preguntas de los chicos, y a partir de ah铆 surgieron mis preguntas un poco m谩s serias, existenciales, sobre mi vocaci贸n, sobre la Iglesia, sobre Dios.

鈥斅縍econoc茅s alg煤n momento en el que dijiste: 鈥淓sta es mi vocaci贸n鈥?

鈥擲铆, hay un hito: cuando fuimos a misionar durante 2 veranos seguidos con el grupo de San Pantal贸n a un pueblito muy chiquito cerca de Maquinchao (R铆o Negro) que se llama Pilquiniyeu. Ten铆amos una m铆stica muy linda de un Jes煤s con el mate, cercano, escuchador, dialogante, vecino鈥 Y a partir de esa m铆stica, me sent铆 atra铆do.

Al volver, le anunci贸 a su familia: 鈥淢e voy a hacer cura鈥.

鈥擡n ese momento no estaba tan deconstruido. Lo ve铆a como algo especial, no como cualquiera que elige cualquier carrera. Mi pap谩 hab铆a fallecido no hac铆a mucho; est谩bamos movilizados como familia o con el duelo muy a flor de piel, y se vivi贸 con mucha emoci贸n. Fui el primero en irme de casa, pero se vivi贸 con alegr铆a.

鈥斅縏us amigos lo entendieron? 

鈥擟omo entender, s铆. Pero les parece raro, obviamente. A m铆 me gustaba y me sigue gustando el rock, tambi茅n pesado, e 铆bamos a lo que se llamaba Kasarock (una movida de Memo Galassi que funcion贸 en Saavedra al 700 y en los galpones del tren de Chile y Fitz Roy). Como que no cerraba con esa imagen o ese imaginario que se tiene sobre los sacerdotes.

Fan谩tico de Los Redondos y del Indio Solari, Javier pas贸 por el conservatorio de m煤sica (toca la guitarra) y luego estudi贸 durante 8 a帽os (4 de filosof铆a y 4 de teolog铆a) en el seminario de Mercedes-Luj谩n, entre 2007 y 2014. Lo m谩s dif铆cil de esos a帽os fue la convivencia.

Soy muy cr铆tico de las estructuras del seminario como formaci贸n. Me parece que hay que revisarlas. Es un per铆odo en el que estamos muy aislados: tenemos salidas pastorales, o sea, pr谩cticas, contacto con el exterior, pero todav铆a se vive muy al modo de internado. Eso es lo m谩s dif铆cil. Y pedir permiso para las cosas, ya siendo uno adulto鈥 no responde a la realidad de esa edad y a la cultura en la que vivimos.

En 2015 lo ordenaron di谩cono en la Catedral bahiense y 1 a帽o m谩s tarde se consagr贸 como sacerdote en Mar铆a Auxiliadora de Punta Alta. Arranc贸 su ministerio ac谩, como cura de la Catedral, hasta que parti贸 a M茅danos a principios de 2019.

鈥斅緾贸mo defin铆s a Dios? 

鈥擬i lema de ordenaci贸n sacerdotal (los curas solemos elegir una frase que nos represente, mayormente de la Biblia) es 鈥淒ios es amor鈥.

鈥斅緿udaste alguna vez de este camino?聽

鈥擲铆. En el seminario varias veces. Y est谩 bueno, porque es como todo, como la vida de familia o de pareja鈥 Esas oportunidades son grandes motivadores para ver d贸nde uno realmente est谩 arraigado. Las dudas son constantes.

鈥斅縔 qu茅 te sostiene?

Hay 2 cosas. Una cuesti贸n m谩s dif铆cil de explicar, que yo llamar铆a m铆stica, que son los momentos de oraci贸n. Para m铆, la oraci贸n es la meditaci贸n, el encuentro con uno, estar tranquilo un ratito鈥 Una fuente donde uno encuentra la verdad de uno frente a Dios y con Dios; siento que es un lugar confirmatorio hasta el d铆a de hoy. Y por otro lado, el eco de las personas, la devoluci贸n, que es muy gratificante: 鈥淔uiste a visitar a mi mam谩 y le diste una palabra de consuelo鈥, 鈥渕e sent铆 muy bien con esto鈥…

Un par de veces por semana Javier se viene a Bah铆a para cumplir funciones como coordinador de pastoral en el colegio Mar铆a Auxiliadora. Es un rol de gesti贸n.

El resto del tiempo lo dedica a la parroquia medanense, que abarca Argerich, La Mascota, Chapalc贸, Algarrobo y Teniente Origone.

Ser un vecino no es solamente conformarse con que la gente vaya a misa. Es ir a visitar mucho, escuchar mucho, meterse en lugares… 隆Es muy lindo! Ah铆 todav铆a permanecen esos boliches ruteros, como 鈥淟o de Caraballo鈥 en Argerich o 鈥淟o de Ca帽ete鈥 en La Mascota: de alguna manera, son m谩gicos en el tiempo, en el modo de vinculaci贸n. A veces les resulta raro ver al cura ah铆 tomando algo… Y est谩 la pregunta t铆pica: 鈥溌縇os curas pueden tomar alcohol?鈥. 鈥淓ntre otras cosas鈥, se responde.

鈥斅縎on espacios que us谩s para hablar de Dios o vas a distenderte?聽

Yo le pondr铆a un 鈥測鈥. Uno va m谩s como un vecino, me parece; es lo que yo encuentro como modo de vida, no s茅 si hay que hablar tanto de Dios鈥

鈥擸 en la ciudad, siendo m谩s an贸nimo, 驴qu茅 te dicen cuando dec铆s que sos cura?

A algunos les resulta raro y me dicen el piropo m谩s lindo que puedo escuchar, que es: 鈥淣o parec茅s cura鈥 鈥攕e r铆e Javier鈥. Editen. 隆Editen todo!

Se r铆e bastante, Javier. Cuenta que atraves贸 un proceso de deconstrucci贸n y que ya no se siente identificado con ciertas posturas que piensan a聽los sacerdotes como seres raros.

鈥擳ienen que ver con el lado del poder, con las relaciones de poder dominante. El Evangelio dice bien claro que 鈥渓os poderosos hacen sentir su poder鈥. O sea, el que tiene un poquito de poder por cuestiones de la vida: 鈥淎c谩 estoy yo que soy el jefe鈥, 鈥渃allate, que yo mando鈥濃 Y Jes煤s dice: 鈥淓ntre ustedes no debe ser as铆鈥. Pero se ve que en la Iglesia primitiva, como en toda comunidad humana, hay uno que quer铆a ser m谩s que otro.

Las cosas van cambiando de a poco, dice, por impulso del Papa Francisco.

鈥擫eer su escrito 鈥淟a alegr铆a del Evangelio鈥 (Evangelii Gaudium) fue hermoso. Yo digo que corri贸 la l铆nea del offside: pens茅 que estaba en offside, pero mir茅 y estaba adentro. Por eso dec铆a: no s茅 si hay que hablar tanto de Dios, sino vivirlo. Y eso contagia.

鈥斅縌u茅 respond茅s si alguien te hace alg煤n planteo sobre la homosexualidad, el aborto鈥?聽

鈥擫o m谩s lindo se da cuando hay esp铆ritu de di谩logo. Pero tengo la experiencia de que en temas as铆, 谩lgidos, es dif铆cil dialogar. No hablo de convencer o estar de acuerdo, sino de dialogar: vos habl谩s, yo te escucho; yo hablo, vos me escuch谩s. Me parece que sobre la Iglesia y los curas hay mucho de prejuicio, de desconocimiento鈥

Puertas adentro ciertas cosas no son como suelen imaginarse:

鈥擬e molesta que la Iglesia quede como que ahora es copada con Francisco aceptando la homosexualidad. Es un discurso vac铆o鈥 Me acuerdo de una cena que tuvimos con curas que cre铆a muy abiertos, y ah铆 me di cuenta de que no. Debat铆an si en un retiro deb铆amos aceptar o no鈥 Y dije: 鈥溌縔 si nos preguntamos por qu茅 tenemos que ponernos en lugar de aceptar o no? Es un lugar de poder. Me parece que la orientaci贸n sexual, la elecci贸n de cada persona, es una cuesti贸n de la persona鈥︹.

鈥斅縏e echaron de esa reuni贸n? 

鈥擭o, cambiaron de tema, como pasa en la familia鈥 Pero se cort贸 con una brutalidad鈥 Me dec铆an que era medio raro por pensar as铆 y termin茅 diciendo: 鈥Lo que pasa es que la mitad del clero es homosexual y hasta que no reconozcamos eso…鈥. Una cosa as铆 respond铆鈥 Encima dije 2 brutalidades en 1: dije 鈥Somos鈥. Medio fuerte. Ah铆 se termin贸 la conversaci贸n. Pero, bueno鈥 yo tambi茅n鈥 me suelen enojar ciertas cosas.

Apenas nos recibi贸, Javier dijo:

鈥擜h, de 8000鈥 par谩, que no puedo, con la nota que pusieron de los abusos

Quedamos at贸nitos. Pero enseguida aclar贸:

鈥擣ue un chiste lo que hice. Obviamente, vamos a hacer la nota. Est谩 todo bien.

鈥擡n lo personal, 驴qu茅 te pasa con el tema de los abusos? 

鈥擴na repulsi贸n total. Ah铆 el Papa Francisco tiene una lucidez cuando liga el abuso de poder y el abuso sexual. Eso tiene que ver con el tema de la no denuncia, con que hay una manipulaci贸n de conciencia, 隆es grav铆simo! Y algo que se habla livianamente y se deber铆a profundizar es el ligar directamente el tema del celibato con el abuso: eso no tiene fundamento psicol贸gico. Dicen: 鈥淢a帽ana se acaba el celibato sacerdotal, por ende se acaban los abusos鈥. Y no, no va a ser as铆.

鈥斅緾umplen el celibato los curas?

鈥擭o s茅. Tengo que responder que no s茅.

鈥斅縑os est谩s de acuerdo con el celibato? 

鈥擧ay que revisarlo. Eso tambi茅n voy deconstruyendo, porque por un lado te dicen que es libre, en el sentido de que cuando eleg铆s ser cura, eleg铆s ser c茅libe y no es que se te impone. Pero yo quiero ser cura, por ende tengo que ser c茅libe鈥 Me parece que no tiene muchos a帽os m谩s: se va a revisar. 驴Y qu茅 va a pasar? Algunas personas van a decir: 鈥淟o ven铆a diciendo hace 30 a帽os鈥. Y otras se van a rasgar la vestiduras: 鈥淣o puede ser. Me cambiaron la Iglesia鈥. Bien lo dice el Papa Francisco: el celibato no es la esencia del ministerio sacerdotal. Que sea una recomendaci贸n, que uno vive para dedicarle todo el coraz贸n a lo que hace, tiene su cosa fundamentada. Pero no es la esencia.

Lo que hace falta es un proceso de honestidad, asegura.

鈥擭o centrarnos tanto en temas no tan centrales, que parecer铆an vendehumo, como el celibato. Si la Iglesia sigue entrando en un proceso de honestidad, las cosas van a cambiar por s铆 solas. 驴Por qu茅 ocultar cosas que no hay que por qu茅 ocultarlas?

鈥斅縌u茅 te produce escuchar frases como 鈥溌縋or qu茅 no venden el oro del Vaticano?鈥 o 鈥淓l Estado mantiene a los curas鈥濃?聽

鈥擲on lugares muy comunes que se escuchan en alguna sobremesa dominical. El tema del oro va muy arraigado a que son obras hist贸ricas y que destruirlas ser铆a un atentado al patrimonio de la humanidad. Y el dinero es un tema del que hay que hablar: yo mismo hace poquito tuve que plantearle a la gente que la parroquia de M茅danos no puede mantener un sacerdote y que necesito trabajar en otros lugares para vivir, y dije, para que no se viva como algo culp贸geno, que tiene que ser as铆: no tenemos que ser seres extraordinarios, tenemos que laburar como cualquier hijo de vecino.

Javier explica que los sacerdotes no tienen un sueldo fijo ni reciben plata del Estado: s贸lo les dan un aporte a los obispos, que luego se distribuye en las parroquias y en el sostenimiento de otras obras.

驴Y entonces de qu茅 viven los curas?

Los diocesanos suelen bancarse con algo de las ofrendas que hacen los fieles en sus parroquias. La otra parte se usa para mantenimiento y dem谩s gastos.

Sin embargo, en localidades peque帽as no alcanza. 

Por eso, Javier tiene 2 ingresos para llegar a fin de mes. Prefiere no hablar de n煤meros, pero se trata de un monto mediante las ofrendas y su sueldo como coordinador de pastoral en Mar铆a Auxiliadora.

鈥擧ay una tendencia, que tiene que ver con lo que Dios quiere. No adhiero a la tragedia griega o el destino fatal, pero con la disminuci贸n de vocaciones, ojal谩 se vaya disolviendo lo del sacerdote como alguien extraordinario. Prefiero m谩s lo ordinario.

Ese es el prejuicio que m谩s le molesta: que piensen que los curas son especiales.

鈥擡st谩 la t铆pica: “Usted, padre, que est谩 m谩s cerca de Dios鈥”. Pero seg煤n el Dios en el que creemos nosotros, un Dios que dio su vida en la cruz, los que sufren est谩n m谩s cerca de Dios, los que reciben injusticias, los que no son escuchados, los que son v铆ctimas de abusos

鈥斅縌u茅 dec铆s si una persona te plantea que Dios no existe?

鈥擧ay que ver por qu茅 lo dice. Muchas veces queremos ponernos en el lugar de aconsejar, y no: hay que ver qu茅 est谩 viviendo la persona. A veces est谩 enojada con Dios, y la libera escuchar que eso est谩 en la misma Biblia, que enojarse con Dios es darle entidad, no es decir 鈥渘o existe鈥. Mucha gente sufri贸 la p茅rdida de alg煤n familiar, se le juntaron problemas econ贸micos y mira el cielo y dice: 鈥溌緿贸nde est谩s, Dios?鈥. Eso es un acto de fe tremendo, tremendo. Para m铆, es una cuesti贸n de considerar lo sagrado del otro, y a veces es arremeter contra una tensi贸n que es m谩s de uno que del otro: 驴por qu茅 tengo que convencer a alguien de que Dios existe?, 驴para dormir bien yo? Es ego铆sta.

Hay otra cuesti贸n: la gente ya no se acerca tanto a la Iglesia. Pero, para Javier, eso no es un problema: no hay que pensar tanto en lo cuantitativo.

鈥擡s un gran enga帽o. 驴Por qu茅 iba la gente antes? Porque era obligatorio, porque era precepto y porque a veces se manejaba con la l贸gica del miedo, o del cumplimiento. 驴Por qu茅 no nos preguntamos sobre lo cualitativo? 驴Por qu茅 ven铆an antes y por qu茅 vienen ahora? Esas preguntas me parecen mucho m谩s interesantes.

Caminando por la Plaza Rivadavia, Javier cuenta que Bah铆a es la ciudad que recibi贸 a su familia, donde naci贸 su hermano m谩s chico, de la que se llev贸 un mont贸n de experiencias y v铆nculos鈥 Aunque advierte:

鈥擳ambi茅n tengo muchas cr铆ticas con Bah铆a.

鈥斅緾贸mo cu谩les?

 鈥擜 veces, se visibiliza mucho lo del centro y pareciera que es s贸lo eso. Pero Bah铆a Blanca tambi茅n son los barrios y lo que ocurre m谩s en la periferiaTal vez solemos ocultar cosas que est谩n pasando, como adicciones, vulnerabilidad social. Me acuerdo, cuando estaba en Catedral, de que estaban debatiendo sobre la cuesti贸n internacional en el Municipio y ten铆an pibes durmiendo en la Plaza Rivadavia. Algo muy fuerte鈥

鈥擳ambi茅n sos muy cr铆tico con la Iglesia, pero a煤n as铆 permanec茅s鈥

鈥擲铆, eso es lo raro. Yo amo a la Iglesia. La Iglesia, para m铆, no es solamente una instituci贸n: la Iglesia es la comunidad de los creyentes. Hay algo muy lindo en eso, de mucha confianza todav铆a, algo muy genuino. Yo sigo confiando en lo genuino

Y en los cambios, por supuesto:

Si vos no critic谩s a lo que am谩s, es un amor un poquito desencarnado. Yo critico porque quiero que cambie, critico para bien, como cuando ves que tus amigos se est谩n haciendo da帽o y les dec铆s. Una cosa as铆. Me parece que amar no es sin贸nimo de decir: 鈥淓st谩 todo bien鈥. Eso es muy poco comprometido…


Producci贸n, videos y edici贸n audiovisual: Tato Vallejos

Producci贸n y texto: Bel茅n Uriarte

Fotos: Eugenio V.

Idea y edici贸n general: Abel Escudero Zadrayec


馃憖 #SeresBahienses es una propuesta de 8000 para contar a nuestra gente a trav茅s de una serie de retratos e historias en formatos especiales.

La estrenamos para nuestro segundo aniversario. Estos son los episodios anteriores:


馃 En 8000 ofrecemos un periodismo bahiense, independiente y relevante.

Y vos sos clave para que podamos brindar este servicio gratuito a todos.

Con alg煤n cafecito de $ 300 nos ayud谩s un mont贸n. Tambi茅n pod茅s hacer un aporte mensual, v铆a PayPal o por Mercado Pago:

隆Gracias por bancarnos!

馃憠 Si quer茅s saber m谩s, ac谩 te contamos qui茅nes somos, qu茅 hacemos y por qu茅.

Seguir leyendo

#SeresBahienses

馃 Walter Tuckart, tecn贸logo y docente de la UNS: aplicar con clase

15/4/2022 | Nuestra gente, nuestra mirada, nuestra ciudad.

Publicado

el

Walter Tuckart naci贸 en Bah铆a Blanca, tiene 49 a帽os, estudi贸 Ingenier铆a Mec谩nica en la Universidad Tecnol贸gica Nacional y desde 1993 trabaja en la Universidad Nacional del Sur: es profesor en el Departamento de Ingenier铆a e investigador independiente del Conicet en el Instituto de F铆sica del Sur (Ifisur). 

鈥擫o que hace el ingeniero es resolver problemas que se le plantean desde el punto de vista tecnol贸gico y optimizar los problemas. Es decir, frente a una situaci贸n, tratar de hacerla mejor: m谩s liviana, m谩s f谩cil de fabricar, m谩s econ贸mica鈥 鈥攍e explica a 8000.

Se define como un tecn贸logo. Pertenece a la Carrera de Investigador Cient铆fico (CIC) de Conicet, pero diferencia:

鈥擴n cient铆fico hace un trabajo sistem谩tico ante un determinado aspecto a evaluar, tratando de buscar metodol贸gicamente la respuesta y la justificaci贸n. Y el tecn贸logo trata de salvar la brecha entre esa investigaci贸n y la aplicaci贸n pr谩ctica.

Walter dice que no hay un factor m谩s importante que el otro. Es clave que haya ciencia b谩sica, que haya ciencia aplicada y que luego los tecn贸logos traten de convertirlo en un desarrollo. Que traten, s铆: porque puede fallar.

鈥擡so es algo que nos cuesta entender, como sociedad somos muy latinos. Ya lo vimos en el Mundial: 驴qu茅 hubiera pasado si la pelota de Kolo Muani entraba? 脡ramos todos unos perdedores鈥 Y en un desarrollo tecnol贸gico hay muchas etapas en las que puede quedar inv谩lido, en las que no se puede salvar鈥

鈥斅縎e aprende m谩s de los errores? 

鈥擠efinitivamente. Tenemos de cabecera una frase de Marcelo Bielsa, que dice que la vida en l铆neas generales es construcci贸n, que los objetivos se alcanzan de vez en cuando, pero lo importante no es ser exitoso, porque eso se consume r谩pido. 

Y agrega otra de Bielsa: siendo DT del Leeds manifest贸 en conferencia que estaba seguro de que ac谩 todos lo consideran un perdedor por el Mundial de Corea-Jap贸n (2002), donde no pasamos la fase de grupos tras arrasar en las Eliminatorias.

Para Walter y su equipo, es todo lo contrario. Y se lo hicieron saber:

鈥擫e mandamos un mail en ingl茅s. No respondi贸, pero nosotros hicimos lo que hab铆a que hacer: hacerle saber. El mail terminaba as铆: 鈥淪e帽or Bielsa, queremos que sepa que un par de personas en el sur del continente americano no s贸lo no consideran que usted es un perdedor, sino que adem谩s lo consideran un sabio鈥.

La ingenier铆a mec谩nica lleg贸 a su vida por una continuidad l贸gica: en 1992 se recibi贸 de t茅cnico mec谩nico en La Piedad. Su duda era otra: estudiar en la UNS o en la UTN.

鈥擡l profesor Pedro Tenina, que daba clases en las 2, me dijo: 鈥淓l t铆tulo lo hac茅s vos鈥. 

Entonces se fue a la UTN con 7 compa帽eros que tambi茅n quer铆an estudiar y trabajar. Y con el tiempo descubri贸 que el profe ten铆a raz贸n: el t铆tulo no es s贸lo la carga de lo que vas a estudiar, sino tambi茅n la motivaci贸n y las ganas de aprender que tengas.

Le cost贸 recibirse: tard贸 9 a帽os, cuando 鈥渓o esperable es 6鈥. Pero fueron tiempos de mucho sacrificio. A la ma帽ana trabajaba como t茅cnico no docente en un laboratorio de la UNS, a la tarde se dedicaba a construir su casa y a la noche estudiaba.

Y andaba en los 20 a帽os, una etapa con 鈥渄emasiada cantidad de distracciones鈥: as铆 se le juntaron finales y lleg贸 al final de la carrera con 13 por sacar.

鈥擬e puse la meta, y era pr谩cticamente 1 por mes. Ten铆a una disciplina f茅rrea de dedicarle todos los d铆as 4, 5 o 6 horas. Viv铆a solo, as铆 que era dedicarle y no parar.

Walter eligi贸 la ingenier铆a mec谩nica para satisfacer la curiosidad, pero su trabajo en la UNS y las visitas a universidades europeas le fueron cambiando la visi贸n: all谩, dice, los laboratorios tienen un enfoque distinto, porque no se sientan a estudiar s贸lo porque es interesante, sino porque tambi茅n le puede llegar a servir a alguien. Y as铆 obtienen recursos para equipar sus laboratorios o para los grupos de trabajo.

Hoy la UNS trabaja en esa direcci贸n y tiene 500.000 d贸lares en equipamiento.

Pero lo m谩s importante son las personas. El equipamiento en alg煤n momento va a aparecer, pero si vos no ten茅s a la persona, no ten茅s la gente, no ten茅s el grupo de trabajo, el equipo va a quedar obsoleto, sin uso.

鈥斅縀s dif铆cil ense帽ar hoy?

鈥擴no debe adaptarse a la forma de llegarle al alumno. Hay una entrevista del entrenador de v贸ley Julio Velasco que me gusta mucho y dice: 鈥淣o importa lo que vos digas, lo 煤nico importante es lo que le llega al otro鈥. Entonces, vos pod茅s enojarte porque el alumno no presta atenci贸n como prest谩bamos nosotros hace 25 o 30 a帽os, pero el alumno no va a cambiar. M谩s que dif铆cil, es el desaf铆o de tener la capacidad de autocriticarse y corregir cosas para que sea m谩s atractivo y el mensaje, m谩s eficiente

  • La clave entonces es que el estudiante forme un criterio propio, porque la informaci贸n est谩 en los libros, pero hay que saber d贸nde buscar, a qu茅 prestarle atenci贸n.

Seg煤n Walter, hoy las clases son m谩s divertidas de lo que eran hace una d茅cada: 茅l podr铆a pararse y hablar 4 horas seguidas, pero nadie le prestar铆a atenci贸n. Entonces busca por otro lado, para que aprender sea m谩s atractivo.

鈥擧acemos clases invertidas. Antes de entrar, escondemos debajo de los bancos un tema real, dividimos en grupos y les pedimos que resuelvan el problema y armen una presentaci贸n para contarles a sus compa帽eros.

El resultado es superbueno, dice. Y para este a帽o tambi茅n hay una propuesta diferente para la presentaci贸n final: adem谩s de un PowerPoint, los estudiantes deber谩n hacer un video de TikTok que sea divertido.

鈥斅縔 es divertida la matem谩tica?

鈥擠epende c贸mo te la presenten. Hay un razonamiento l贸gico que no se puede evitar, porque la disciplina es as铆, pero mostrar para qu茅, en d贸nde y c贸mo lo voy a usar es clave para poder motivarte a que te resulte m谩s agradable.

鈥斅縌u茅 es lo que m谩s disfrut谩s de tu trabajo?

鈥擫a gente. Trabajamos un mont贸n; no hay s谩bados, algunas veces no hay domingos, pero tenemos un grupo en el que resulta agradable trabajar. Los viernes, por ejemplo, es d铆a de medias locas: venimos todos con medias rid铆culas y competimos por ver qui茅n tiene la media m谩s rid铆cula; es una pavada, pero resulta descontracturante. Lo m谩s agradable es la relaci贸n con las personas, y por supuesto los estudiantes est谩n dentro de ese grupo.

Walter pasa mucho tiempo con los j贸venes y no comparte cierta mirada pesimista que suele haber: son distintos, no peores.

鈥擟recieron con otro entorno y tienen otras habilidades que nosotros no tenemos. Y con respecto a lo que pasa por ejemplo con mis hijos, yo no puedo decir que nosotros pas谩bamos hambre porque no es verdad, pero s铆 que hab铆a otras cosas: en mi casa s贸lo se tomaba gaseosa en los cumplea帽os o en Navidad, y hoy mis hijos van a la heladera y sacan; las masitas ven铆an en una caja grande, se pon铆an en una bolsa y com铆as cuando estabas enfermo o en un cumplea帽os, no hab铆a de libre disponibilidad; yo me iba desde la UTN a mi casa a las 12 de la noche en bicicleta, hoy te piden que los lleves鈥

S铆 hay un cambio social que no es como le gustar铆a: estamos divididos, vamos de crisis en crisis, no se atacan los problemas finales:

鈥擲i a los j贸venes no se les da la posibilidad de pensar qu茅 van a hacer a largo plazo, hay cosas que no se pueden llevar apropiadamente adelante. Hay 2 cosas que no son de satisfacci贸n inmediata: el trabajo y las relaciones. Requieren tiempo y eso es un problema, porque ahora todo es a corto plazo, todo tiene que ser solucionado r谩pido.

鈥斅緼s铆 que construiste una m谩quina de la NASA mirando una foto?

鈥擲铆, s铆, est谩 all谩 鈥攄ice, se帽alando el fondo del laboratorio鈥. No ten铆amos recursos para comprar equipos y la codirectora de mi tesis, Elena Forlerer, me mostr贸 una foto de un laboratorio de la NASA en el que hab铆a un equipo de ensayo razonablemente interesante para construir. Y, bueno: agarr茅 la foto y construimos un equipo igual. Sirve b谩sicamente para hacer ensayos de fricci贸n, desgaste, lubricaci贸n, y as铆 evaluar materiales. Ahora est谩 a punto de ser desarmada y mejorada: ya tiene 20 a帽os鈥

En su staff est谩n Gustavo Montesi y Germ谩n Prieto, y hacen trabajos para empresas como Tenaris y Siderar (ambas del grupo Techint). Las ganancias se reparten entre la Fundaci贸n de la UNS, el Rectorado, el Departamento de Ingenier铆a y el grupo de trabajo.

Desde 2008 se especializan en el 谩rea de tribolog铆a, una ciencia interdisciplinaria basada en el conocimiento y la experiencia de diferentes campos (ingenier铆a mec谩nica, qu铆mica, etc茅tera), que estudia la fricci贸n, el desgaste y la lubricaci贸n de materiales.

Entre las concreciones que a Walter le generan mayor orgullo figura un equipo con la capacidad de trabajar con atm贸sfera controlada: tardaron 5 a帽os y tambi茅n particip贸 Alfredo Juan del Departamento de F铆sica, m谩s colegas de Uruguay y Holanda, y todo qued贸 plasmado en 17 p谩ginas de Tribology Letters, 鈥渓a mejor revista cient铆fica鈥.

La UNS es su casa, su todo: ah铆 pas贸 30 de sus 49 a帽os y conoci贸 a la entonces estudiante Karina Neuman, hoy profesora de Agrimensura, su esposa y la mam谩 de sus hijos Ana Irina, Luc铆a y Juan Antonio, de 17, 14 y 11 a帽os, respectivamente.

鈥斅緾贸mo ves el nivel acad茅mico de la universidad? 

鈥擲uperbi茅n. Hay ciertas cosas en las que me gustar铆a mejorar, pero fui a varios lugares y no hay absolutamente nada que envidiar. El nivel de exigencia es muy bueno.

Pero hay una salvedad: con respecto al alumno de grado, es dif铆cil compararse con Europa o Norteam茅rica porque la forma que tienen de ense帽ar all谩 es diferente.

鈥擡n Estados Unidos, por ejemplo, un estudiante generalista si no tiene una maestr铆a o una especializaci贸n dif铆cilmente pueda compararse con uno de ac谩 y trabajar. All谩 se convierten en superespecialistas en una cosa, porque tienen un mercado gigantesco. Ac谩 no podemos hacer eso: nuestro ingeniero tiene que estar preparado para una variedad importante de cosas. En el posgrado, en cambio, la situaci贸n se equipara.

Seg煤n Walter, la ciencia sirve para encontrarle un porqu茅 a las cosas. Y Bah铆a Blanca es un buen lugar para esto, aunque falta algo importante: la creaci贸n de un ecosistema; es decir, un 谩mbito que les resulte de inter茅s a diferentes grupos y permita generar conversaciones que a futuro generen mayor vinculaci贸n.

鈥擧oy trabajamos con unos colegas de Ingenier铆a Qu铆mica, ma帽ana viene uno de El茅ctrica鈥, pero son impulsos espasm贸dicos. Hace falta algo m谩s estructural.

Y tambi茅n deben estar incluidas las empresas y el p煤blico:

鈥擡so puede ser exitoso, pero tiene que haber ciertos factores y uno es el econ贸mico: si vos no ten茅s un clima que permita tener previsibilidad a cierta distancia es dif铆cil que haya una vinculaci贸n empresas-universidades, porque el desarrollo requiere de tiempo y dinero, y si la empresa no sabe de cu谩nto va a disponer, el tiempo est谩 acotado.

鈥斅縌u茅 le dir铆as al Walter de los comienzos?

鈥擭o har铆a nada diferente de lo que hice. Es cierto que la universidad me llev贸 un poco m谩s de lo que deber铆a haber sido, por eso creo que concentrarse y focalizarse. Una vez, en segundo a帽o, sal铆 mal en un final de Estad铆stica y el profesor Roberto Pavone se sent贸 al lado m铆o y me empez贸 a contar en qu茅 me hab铆a equivocado. Yo le dije: 鈥淓sto no es lo m铆o, no es para m铆鈥. Y se qued贸 tieso y me dijo: 鈥溌緾贸mo vas a decir eso? No te falta tanto, preparate de vuelta y vas a conseguirlo, pero 驴c贸mo vas a abandonar?鈥. Creo que eso le dir铆a: no hay que tirar la toalla, no hay que aflojar.


Producci贸n, videos y edici贸n audiovisual: Tato Vallejos

Producci贸n y texto: Bel茅n Uriarte

Fotos: Eugenio V.

Idea y edici贸n general: Abel Escudero Zadrayec


馃憖 #SeresBahienses es una propuesta de 8000 para contar a nuestra gente a trav茅s de una serie de retratos e historias en formatos especiales.

La estrenamos para nuestro segundo aniversario. Estos son los episodios anteriores:


馃 En 8000 ofrecemos un periodismo bahiense, independiente y relevante.

Y vos sos clave para que podamos brindar este servicio gratuito a todos.

Con alg煤n cafecito de $ 300 nos ayud谩s un mont贸n. Tambi茅n pod茅s hacer un aporte mensual, v铆a PayPal o por Mercado Pago:

隆Gracias por bancarnos!

馃憠 Si quer茅s saber m谩s, ac谩 te contamos qui茅nes somos, qu茅 hacemos y por qu茅.

Seguir leyendo

#SeresBahienses

馃懇鈥嶐煃 Margarita Marzocca, cocinera y jubilada: un gran gusto portuario

9/4/2022 | Nuestra gente, nuestra mirada, nuestra ciudad.

Publicado

el

Voy a hacer copas de langostinos. Bah, de camarones, no les voy a mentir. El langostino est谩 muy caro鈥

Margarita camina de un lado al otro por la cocina del Museo del Puerto buscando los utensilios, acomoda los ingredientes en la mesa y r谩pidamente va hasta el tacho de basura para deshacerse del recipiente que conten铆a los camarones.

鈥擧ay que tirarlo enseguida 鈥攁visa鈥. 隆El olor del camar贸n te mata!

Margarita Alicia Marzocca tiene 71 a帽os, es whitense y cocinera: una pasi贸n que hered贸 de su mam谩 Mar铆a Diomede, quien con su cazuela gigante impuls贸 nuestra Fiesta Nacional del Camar贸n y el Langostino que ahora convoca a decenas de miles de personas en el puerto.

鈥擬e cri茅 en una cocina 鈥攍e dice a 8000鈥. Mi t铆o tuvo la primera cantina de La Boca y despu茅s abri贸 otra en Mar del Plata. Mi mam谩 me llevaba, porque era chiquita. Cuando estaba en la primaria, mi cu帽ado abri贸 una cantina ac谩 y mi camita eran tres sillas: ah铆 dorm铆a hasta que terminaba el trabajo. Es algo que vi, que mam茅

Y despu茅s se fue haciendo lo que es.

鈥擬i mam谩 no me dec铆a 鈥減on茅 esto de sal鈥 ni 鈥渆sto de or茅gano鈥… Fue algo que naci贸 en m铆, no me digas c贸mo pero te cocino todo lo que ella hac铆a. De pescado, lo que me pidas. Mi especialidad: mariscos y pescados.

Mientras empieza a preparar, detalla los ingredientes: camarones, at煤n, palmitos cortados, salsa golf, nueces picadas (esto es opcional), pimienta, un toque de sal (porque el pescado de por s铆 ya es muy salado) y manzana 谩cida o apio picado.

鈥擡n 茅pocas cuando uno se pod铆a dar el lujo de usar menos ingredientes, usaba langostinos, at煤n, salsa golf, palmitos y condimentos. No le pon铆a otra cosa.

鈥斅縏iene el mismo sabor el langostino de la r铆a que hay ahora comparado con el de hace 40 a帽os? 

鈥擲铆, pero no son tan grandes como cuando mi pap谩 me tra铆a a caminar al puerto y apenas entraba la lancha, te sentabas en el muelle de madera y te pelaban unos langostinos鈥 鈥攔elata Margarita, y parece que a煤n sintiera el sabor鈥. 隆Eran incre铆bles!

Y mientras comparte sus recuerdos, va terminando la decoraci贸n de las copas.

鈥擭o desperdiciemos nada 鈥攑ide鈥. Esto es oro en polvo.

Entonces busca una cuchara, prueba, da el OK y pasa a la parte que m谩s le importa: la degustaci贸n del p煤blico. Y el p煤blico somos nosotros y nuestra opini贸n es que est谩 buen铆simo, una delicia total, 隆qu茅 grande sos, Margarita!

Ella sonr铆e:

Lo que m谩s disfruto de cocinar es cuando disfruta la gente, cuando me dicen 鈥渜u茅 rico que est谩鈥, cuando las cosas salen bien.

鈥斅縔 qu茅 es lo m谩s feo de cocinar?

鈥擟uando se te quema algo, cuando te equivoc谩s, 隆te queres morir! Hay cosas que no tienen soluci贸n: te pas谩s de sal, 驴c贸mo lo arregl谩s? 

Y sabe (mucho) de lo que habla鈥

鈥擯ara un cumplea帽os de mi nieta Renata, mi nuera me pidi贸 una torta. Yo tengo un aparador con todas mis cosas de reposter铆a y dije: 鈥淐hips de chocolate, los voy a agregar鈥. 驴Saben qu茅 eran? Granitos de pimienta negra鈥

Se dieron cuenta reci茅n al comerla. Pero no result贸 tan mal: hubo quien banc贸 la combinaci贸n e incluso pidi贸 repetir.

鈥擸o ve铆a que no se cortaba 鈥攄ice Margarita鈥. 隆Mir谩 c贸mo le err茅! Dec铆 que fue en familia. Nos re铆mos tanto鈥, y se la comieron que ni te cuento.

Margarita cuenta que en las primeras fiestas whitenses hac铆an las copas de camarones y langostinos como la que nos prepar贸. Pero hubo que frenar: demasiada demanda.

鈥擭o das abasto. Ahora es mucha fritura, mucha raba, mucha cazuela, mucha paella.

Aquel pasado le trae emoci贸n:

鈥斅na 茅poca maravillosa! 鈥攔esume鈥. Eran d铆as y d铆as preparando ingredientes, limpiando cebollas, picando ajo y perejil a mano鈥 Nada procesado, todo artesanal. Y todo por amor, por hacer algo para reconstruir el teatro de White.

Seg煤n Margarita, la primera edici贸n en 1989 fue un 茅xito total: a la tarde no quedaba nada, y ella se pon铆a a hacer rabas para darle algo a la gente que segu铆a yendo. As铆 naci贸 la Fiesta del Camar贸n y el Langostino, que primero fue provincial y en 1991 se transform贸 en nacional.

Margarita ya no va tanto, principalmente por el gent铆o. Pero ella disfruta que tantos disfruten.

鈥擬e trae recuerdos hermosos. Mi mam谩 y un grupo de audaces fuimos los que nos decidimos a hacer eso. No hab铆a horarios para trabajar, dej谩bamos todo con el fin de que todo salga bien鈥 Y que hayan pasado 34 a帽os y cada vez sea m谩s grande me satisface de manera incre铆ble: emociona realmente ver mi White lleno de gente.

Vive sobre Lautaro, cerca del Hospitalito. Y en estos d铆as de fiesta sale de casa, mira para avenida Dasso y ve autos y autos y m谩s autos y todo es alegr铆a.

鈥斅緾贸mo no me voy a enorgullecer? Amo este lugar. Siempre les digo a mis hijos que si me sacan, me traen de vuelta porque termino en la r铆a 鈥攕e r铆e.

White es todo para ella: su vida, su esencia, su historia. Sus padres, italianos, se conocieron ah铆 鈥渄e pura coincidencia鈥 y se casaron con la promesa de volver a Europa, pero llegaron los hijos y cambiaron los planes.

鈥擸o ten铆a una hermana Anunciaci贸n (鈥溍慳ta鈥) con 14 a帽os de diferencia y tengo a mi hermano Juan Bautista (鈥淐acho鈥) con 12. Despu茅s nac铆 yo, como un regalito.

La vida fue de lucha. Pap谩 Arc谩ngel, pescador y capataz de estiba, falleci贸 cuando ella ten铆a 12 y mam谩 Mar铆a tuvo que pelearla: se la pasaba tejiendo medias de lana. Mucho laburo, pero jam谩s la escuch贸 quejarse.

Luego Margarita form贸 su propia familia con Jorge Marino, que falleci贸 hace una d茅cada. Tuvieron 4 hijos: Gustavo, Anal铆a, Diego Facundo.

Primero est谩n ellos en todo, y despu茅s yo: si ellos est谩n felices, yo estoy feliz; si ellos est谩n tristes, yo estoy triste. 隆Es lo m谩s hermoso que tengo!

Por eso disfruta tanto los domingos: una mesa llena de gente hablando, compartiendo, levantando la mano para que el resto escuche… Como los Campanelli, dice:

A la familia no hay que perderla nunca, hay que disfrutarla porque la vida se te va en 1 minuto y dec铆s: 鈥溌縋or qu茅?鈥. Hay que dejar los rencores, 驴qui茅n no tuvo algo en la familia para enojarse? Pero se debe perdonar, y disfrutarla a full.

Margarita tambi茅n se dedic贸 a ense帽ar a cocinar: fue en el Centro de Formaci贸n 401, donde pas贸 por todos los sectores gastron贸micos: panadero, fideero, maestro pizzero rotisero, cocinero de restor谩n, cocinero de comedores escolares, repostero鈥

鈥擡s algo que no voy a olvidar: trabajar con adultos es hermoso y eso s铆 se extra帽a, pero hay un momento en el que hay que dejarles paso a los que vienen atr谩s de uno.

Hace 4 a帽os se jubil贸, pero trabajo no le falta con sus hijos, sus nietos (Valentina, Natacha, Branco, Lola, Renata Lara) y sus sobrinos (Lucas, Santiago, Franco y Jerem铆as). Es decir: unas 20 personas para la mesa de cada domingo. Arranca el d铆a anterior y le mete con todo, disfrutando: le encanta, sobre todo, ser creativa.

鈥擫o importante es abrir tu heladera y decir: 鈥溌縌u茅 tengo? 2 huevos, 驴qu茅 m谩s? No s茅, 驴un poquito de fiambre? 驴Y qu茅 hago con eso?鈥. Porque con dinero cualquiera cocina鈥 Habr铆a que ense帽arle a la gente con qu茅 pocas cosas se puede comer bien.

Durante la pandemia el panorama fue 谩spero para la familia. Su hijo m谩s chico Facundo y 2 sobrinos estaban sin trabajo, y decidieron poner 鈥淟a cocina de Do帽a Mar铆a鈥: funcionaba en su casa, con reparto a domicilio.

鈥斅o sab茅s lo que vendimos! Hasta gente de Punta Alta ven铆a.

Hoy ya no podr铆an hacerlo, dice: no le da la cara para decir 鈥渆sto es tanto鈥 cuando todo cuesta demasiado. Y 鈥済racias a Dios鈥 no tiene necesidad de emprender:

鈥擲i tuviera, a煤n con 71 a帽os no me quedar铆a sentada y que me den de comer.

Ganas le sobran. Conserva el esp铆ritu activo de su mam谩, que trabaj贸 para todas las instituciones de White 鈥渟in cobrar un peso鈥 y con m谩s de 80 segu铆a yendo al Museo del Puerto para cantar canciones italianas. Se la recuerda mucho.

Hablar de do帽a Mar铆a en White es hablar de mi viejita, as铆 que me enorgullece.

Hoy Margarita borda en el taller del museo y tambi茅n canta, incluso fue parte del CD Canzonettas & Rock.

Tiene un sue帽o pendiente: conocer la tierra de sus padres. Lo ve dif铆cil por la situaci贸n econ贸mica, pero鈥

鈥擰ui茅n te dice que si Dios me da salud alg煤n d铆a tenga la oportunidad.

Su puerto se ha transformado: lo ve tan crecido.

鈥擸 no me importa qui茅n lo haga: lo importante es que se hagan las cosas y que queden.

鈥斅縌u茅 es lo que m谩s disfrut谩s de White?

鈥斅縇o que m谩s me gusta? Su gente, sin ninguna duda. Yo salgo a hacer un mandado y s茅 a la hora que salgo, pero no s茅 a qu茅 hora vuelvo, porque con 71 a帽os viviendo ac谩, imaginate que te conoc茅s con todo el mundo. 隆Lo amo con toda mi alma!


Producci贸n, videos y edici贸n audiovisual: Tato Vallejos

Producci贸n y texto: Bel茅n Uriarte

Fotos: Eugenio V.

Idea y edici贸n general: Abel Escudero Zadrayec


馃憖 #SeresBahienses es una propuesta de 8000 para contar a nuestra gente a trav茅s de una serie de retratos e historias en formatos especiales.

La estrenamos para nuestro segundo aniversario. Estos son los episodios anteriores:


馃 En 8000 ofrecemos un periodismo bahiense, independiente y relevante.

Y vos sos clave para que podamos brindar este servicio gratuito a todos.

Con alg煤n cafecito de $ 300 nos ayud谩s un mont贸n. Tambi茅n pod茅s hacer un aporte mensual, v铆a PayPal o por Mercado Pago:

隆Gracias por bancarnos!

馃憠 Si quer茅s saber m谩s, ac谩 te contamos qui茅nes somos, qu茅 hacemos y por qu茅.

Seguir leyendo

Sumate

Apoyanos

Invitame un caf茅 en cafecito.app

El audio de 8000

Publicidad
Publicidad
Publicidad

M谩s vistos