Seguinos

Especiales

馃殫馃 “Ir adonde nadie llega”: los kil贸metros solidarios de M贸nica y Diego

Nuestra gente, los barrios y las buenas historias que nos rodean.

Publicado

el

Por Bel茅n Uriarte / Editora de 8000

鈥擬谩s all谩 de la necesidad material, les faltaba esa parte afectiva de decir: 鈥淗ay alguien que piensa en nosotros鈥 鈥攃uenta M贸nica Placencia, que desde hace 6 a帽os visita campos y pueblos de la zona y otras provincias con su pareja, Diego Siben.

Siempre les gust贸 ayudar, pero empezaron a hacerlo de forma frecuente en 2013: arrancaron juntando juguetes para el Hospital Penna y ayudando a otras instituciones bahienses, y luego decidieron salir.

El coraz贸n nos propon铆a ir adonde nadie llega, porque ac谩 en Bah铆a ve铆amos mucha ayuda鈥 Empezamos a buscar gente en los campos, familias de origen boliviano para el lado de Ascasubi, Pedro Luro, Origone鈥 鈥攍e detalla a 8000.

Fotos: gentileza M贸nica Placencia.

M贸nica tiene 54 a帽os, naci贸 en R铆o Negro y es bahiense por adopci贸n: lleg贸 hace m谩s de 3 d茅cadas por cuestiones de trabajo y nunca se fue.

隆Me encanta Bah铆a! Me gusta el movimiento, donde hay vida鈥

Desde 2008 convive en el barrio 9 de Noviembre con Diego, que es de Tucum谩n. Se conocieron hace 16 a帽os en el pueblito rionegrino de Mainqu茅: 茅l trabajaba en unas chacras, ella fue a llevar ayuda y se enamoraron.

La solidaridad es el pilar de su relaci贸n. Siempre est谩n buscando a qui茅n dar una mano, sea a 50 kil贸metros, 100 o m谩s.

鈥擭o ayudamos porque nos sobra: nosotros sabemos lo que es no tener. Venimos de familias de campo, humildes 鈥攄ice M贸nica, que tiene debilidad por la comunidad boliviana.

Al principio los miraban con miedo, como diciendo 鈥淨u茅 hacen ac谩, ac谩 nadie viene鈥. Pero ellos les dijeron que quer铆an conocerlos y ayudarlos, darles juguetes a sus chicos鈥 Y la relaci贸n fue cambiando: hoy van y ya los est谩n esperando con tortafritas, hacen choriceadas, comparten todo el d铆a.

Ni siquiera la pandemia cort贸 esa conexi贸n:

鈥擯or ah铆 hab铆a gente que nos criticaba, que nos dec铆a que est谩bamos en aislamiento, pero nosotros ten铆amos los permisos y les respond铆amos que la comunidad boliviana est谩 en aislamiento siempre, realmente est谩n aislados de todo y de todos.

M贸nica cuenta que la mayor铆a vive de la verdura y quien tiene veh铆culo propio, da trabajo a los dem谩s. Y hay mucha necesidad: 鈥淰ienen con lo puesto, con las criaturas, un bolsito y nada m谩s鈥. Por eso en cada visita tratan de llevarles de todo.

鈥擡n cada lugar al que vamos hay historias, an茅cdotas, sentimientos. Y nos traemos fotos, videos… Pero no es para figurar: en el momento en que est谩s haciendo las cosas, est谩s enfocado en eso, y reci茅n cuando lleg谩s a tu casa y te sent谩s a mirar los videos, ca茅s y te pon茅s a llorar. Est谩 el chiquito que te abraza, el que se te cuelga del cuello, el que cuando te vas te pide que vuelvas. Eso es impagable. 

Un hogar para Bruno

En uno de sus viajes, M贸nica y Diego conocieron a Bruno, un pibe tucumano que fue enga帽ado con una promesa de trabajo y vivienda en Godoy, 鈥渦n puebo muy chiquitito鈥 de la provincia de R铆o Negro.

鈥擲e encontr贸 con que las cosas no eran como le hab铆an prometido. Dorm铆a en un ba帽o, con colchones mojados鈥

M贸nica conoci贸 la historia por Facebook y se puso en contacto enseguida. Pregunt贸 qu茅 necesitaba, lo junt贸 y viaj贸.

Fueron 2 veces y en el segundo viaje, Bruno quiso venir a Bah铆a. Sin dudarlo, M贸nica y Diego le abrieron las puertas de su hogar.

鈥擵ino para ver si consegu铆a un trabajo y mandarle dinero a su familia. Hizo algunos trabajos de jardiner铆a con nosotros y hace unos d铆as se fue porque no ten铆a nada fijo y se estaba gastando todos sus ahorros. Pero est谩 pensando en volver.

鈥淣o podemos parar鈥

M贸nica destaca que Bah铆a es muy solidaria, y eso les permite hacer lo que hacen. Aunque diferencia:

El que menos tiene es el que m谩s da, o el que da de coraz贸n. Despu茅s est谩 la gente que te dice: 鈥淭engo esta bolsa de ropa, pero ten茅s que venir a buscarla ya porque si no la saco, me ocupa lugar鈥. Y ah铆 la respuesta es: 鈥淪acala鈥. Porque no somos un contenedor鈥

Cuando juntan donaciones, M贸nica y Diego las clasifican, buscan un destino y no bien re煤nen la plata para el combustible, arrancan. Ese gasto sale 100 % de sus bolsillos, de lo que ganan trabajando con la jardiner铆a y otras labores que les van surgiendo.

Duermen en su auto o, si est谩n cerca, en la casa de alg煤n familiar. Explican que los sitios que visitan no suelen tener espacio para quedarse. Hace poco fueron a la ciudad neuquina de Centenario, donde 鈥6 j贸venes dorm铆an en un tr谩iler, todos apretados鈥.

Otros espacios que recorren con frecuencia son las escuelas rurales de la zona, a las que llevan libros, material de estudio, juguetes y ropa.

鈥擧ace poco llevamos abrigos. Hice una colecta en el verano, junt茅 150 camperitas, las lav茅, las prepar茅 y fuimos. Es todo un trabajo de hormiga 鈥攕ostiene M贸nica.

Pero asegura que no pueden parar. Incluso les cuesta pensar en otra cosa.

鈥擡n el ante煤ltimo viaje decidimos ir de vacaciones, pero antes pasamos por Centenario. 脥bamos enfocados en eso y cuando dejamos lo que ten铆amos que dejar para seguir con nuestras vacaciones, nos dimos cuenta de que nos hab铆amos olvidado de nosotros: no llev谩bamos frazadas ni suficiente abrigo. 隆Nos morimos de fr铆o!

  • La pr贸xima parada de M贸nica y Diego es Tucum谩n: van para reencontrarse con Bruno, visitar familia y ayudar a la gente. Si quer茅s saber m谩s sobre su actividad o hacer alguna donaci贸n, pod茅s contactarlos por Facebook o al 291 4230200.

馃 Sos fundamental para 8000: esto no anda sin vos.

Ayudanos a seguir haciendo un periodismo bien bahiense, independiente y relevante.

Pod茅s colaborar con alg煤n cafecito de $ 100, con un aporte mensual, v铆a PayPal o por Mercado Pago:

隆Gracias por bancarnos!


Clic para comentar

Leave a Reply

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Sumate

Apoyanos

Invitame un caf茅 en cafecito.app
Publicidad
Publicidad
Publicidad

M谩s vistos