Seguinos

Gentes

馃殫馃 “Ir adonde nadie llega”: los kil贸metros solidarios de M贸nica y Diego

Nuestra gente, los barrios y las buenas historias que nos rodean.

Publicado

el

Por Bel茅n Uriarte / Editora de 8000

鈥擬谩s all谩 de la necesidad material, les faltaba esa parte afectiva de decir: 鈥淗ay alguien que piensa en nosotros鈥 鈥攃uenta M贸nica Placencia, que desde hace 6 a帽os visita campos y pueblos de la zona y otras provincias con su pareja, Diego Siben.

Siempre les gust贸 ayudar, pero empezaron a hacerlo de forma frecuente en 2013: arrancaron juntando juguetes para el Hospital Penna y ayudando a otras instituciones bahienses, y luego decidieron salir.

El coraz贸n nos propon铆a ir adonde nadie llega, porque ac谩 en Bah铆a ve铆amos mucha ayuda鈥 Empezamos a buscar gente en los campos, familias de origen boliviano para el lado de Ascasubi, Pedro Luro, Origone鈥 鈥攍e detalla a 8000.

Fotos: gentileza M贸nica Placencia.

M贸nica tiene 54 a帽os, naci贸 en R铆o Negro y es bahiense por adopci贸n: lleg贸 hace m谩s de 3 d茅cadas por cuestiones de trabajo y nunca se fue.

隆Me encanta Bah铆a! Me gusta el movimiento, donde hay vida鈥

Desde 2008 convive en el barrio 9 de Noviembre con Diego, que es de Tucum谩n. Se conocieron hace 16 a帽os en el pueblito rionegrino de Mainqu茅: 茅l trabajaba en unas chacras, ella fue a llevar ayuda y se enamoraron.

La solidaridad es el pilar de su relaci贸n. Siempre est谩n buscando a qui茅n dar una mano, sea a 50 kil贸metros, 100 o m谩s.

鈥擭o ayudamos porque nos sobra: nosotros sabemos lo que es no tener. Venimos de familias de campo, humildes 鈥攄ice M贸nica, que tiene debilidad por la comunidad boliviana.

Al principio los miraban con miedo, como diciendo 鈥淨u茅 hacen ac谩, ac谩 nadie viene鈥. Pero ellos les dijeron que quer铆an conocerlos y ayudarlos, darles juguetes a sus chicos鈥 Y la relaci贸n fue cambiando: hoy van y ya los est谩n esperando con tortafritas, hacen choriceadas, comparten todo el d铆a.

Ni siquiera la pandemia cort贸 esa conexi贸n:

鈥擯or ah铆 hab铆a gente que nos criticaba, que nos dec铆a que est谩bamos en aislamiento, pero nosotros ten铆amos los permisos y les respond铆amos que la comunidad boliviana est谩 en aislamiento siempre, realmente est谩n aislados de todo y de todos.

M贸nica cuenta que la mayor铆a vive de la verdura y quien tiene veh铆culo propio, da trabajo a los dem谩s. Y hay mucha necesidad: 鈥淰ienen con lo puesto, con las criaturas, un bolsito y nada m谩s鈥. Por eso en cada visita tratan de llevarles de todo.

鈥擡n cada lugar al que vamos hay historias, an茅cdotas, sentimientos. Y nos traemos fotos, videos… Pero no es para figurar: en el momento en que est谩s haciendo las cosas, est谩s enfocado en eso, y reci茅n cuando lleg谩s a tu casa y te sent谩s a mirar los videos, ca茅s y te pon茅s a llorar. Est谩 el chiquito que te abraza, el que se te cuelga del cuello, el que cuando te vas te pide que vuelvas. Eso es impagable. 

Un hogar para Bruno

En uno de sus viajes, M贸nica y Diego conocieron a Bruno, un pibe tucumano que fue enga帽ado con una promesa de trabajo y vivienda en Godoy, 鈥渦n puebo muy chiquitito鈥 de la provincia de R铆o Negro.

鈥擲e encontr贸 con que las cosas no eran como le hab铆an prometido. Dorm铆a en un ba帽o, con colchones mojados鈥

M贸nica conoci贸 la historia por Facebook y se puso en contacto enseguida. Pregunt贸 qu茅 necesitaba, lo junt贸 y viaj贸.

Fueron 2 veces y en el segundo viaje, Bruno quiso venir a Bah铆a. Sin dudarlo, M贸nica y Diego le abrieron las puertas de su hogar.

鈥擵ino para ver si consegu铆a un trabajo y mandarle dinero a su familia. Hizo algunos trabajos de jardiner铆a con nosotros y hace unos d铆as se fue porque no ten铆a nada fijo y se estaba gastando todos sus ahorros. Pero est谩 pensando en volver.

鈥淣o podemos parar鈥

M贸nica destaca que Bah铆a es muy solidaria, y eso les permite hacer lo que hacen. Aunque diferencia:

El que menos tiene es el que m谩s da, o el que da de coraz贸n. Despu茅s est谩 la gente que te dice: 鈥淭engo esta bolsa de ropa, pero ten茅s que venir a buscarla ya porque si no la saco, me ocupa lugar鈥. Y ah铆 la respuesta es: 鈥淪acala鈥. Porque no somos un contenedor鈥

Cuando juntan donaciones, M贸nica y Diego las clasifican, buscan un destino y no bien re煤nen la plata para el combustible, arrancan. Ese gasto sale 100 % de sus bolsillos, de lo que ganan trabajando con la jardiner铆a y otras labores que les van surgiendo.

Duermen en su auto o, si est谩n cerca, en la casa de alg煤n familiar. Explican que los sitios que visitan no suelen tener espacio para quedarse. Hace poco fueron a la ciudad neuquina de Centenario, donde 鈥6 j贸venes dorm铆an en un tr谩iler, todos apretados鈥.

Otros espacios que recorren con frecuencia son las escuelas rurales de la zona, a las que llevan libros, material de estudio, juguetes y ropa.

鈥擧ace poco llevamos abrigos. Hice una colecta en el verano, junt茅 150 camperitas, las lav茅, las prepar茅 y fuimos. Es todo un trabajo de hormiga 鈥攕ostiene M贸nica.

Pero asegura que no pueden parar. Incluso les cuesta pensar en otra cosa.

鈥擡n el ante煤ltimo viaje decidimos ir de vacaciones, pero antes pasamos por Centenario. 脥bamos enfocados en eso y cuando dejamos lo que ten铆amos que dejar para seguir con nuestras vacaciones, nos dimos cuenta de que nos hab铆amos olvidado de nosotros: no llev谩bamos frazadas ni suficiente abrigo. 隆Nos morimos de fr铆o!

  • La pr贸xima parada de M贸nica y Diego es Tucum谩n: van para reencontrarse con Bruno, visitar familia y ayudar a la gente. Si quer茅s saber m谩s sobre su actividad o hacer alguna donaci贸n, pod茅s contactarlos por Facebook o al 291 4230200.

馃 Sos fundamental para 8000: esto no anda sin vos.

Ayudanos a seguir haciendo un periodismo bien bahiense, independiente y relevante.

Pod茅s colaborar con alg煤n cafecito de $ 100, con un aporte mensual, v铆a PayPal o por Mercado Pago:

隆Gracias por bancarnos!


Clic para comentar

Leave a Reply

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Gentes

馃摉馃摳 “Libro Barco”, la historia familiar de Melisa que se comparte en las escuelas

Del trabajo de su pap谩 en altamar al relato colectivo.

Publicado

el

Por聽Bel茅n Uriarte| Editora de聽8000


En 2000, Julio Depetris se qued贸 sin trabajo en la soder铆a familiar, se meti贸 a hacer un curso en la Marina Mercante y de pronto se encontr贸 navegando en buques pesqueros. Pod铆a pasarse 1 mes y medio lejos de su casa, en Punta Alta.

Melisa era adolescente y no s贸lo lo extra帽aba: tambi茅n le daba miedo que su pap谩 anduviera en el medio del mar.

Hoy Julio trabaja en un remolcador en el puerto de Ingeniero White y vuelve todos los d铆as a casa. Y Melisa tiene 38 a帽os, es docente, trabaja en gesti贸n de eventos culturales y en el Museo del Puerto, y escribe.

Y escribi贸 Libro Barco, donde cuenta aquellos a帽os de Julio navegando lejos, y c贸mo ese trabajo fue cambiando la cotidianidad familiar.

La idea se le present贸 al ver fotos que sacaba su pap谩 en torno a los buques: le revelaron cosas y lugares poco comunes, y quiso compartirlas con el Museo del Puerto, que en sus redes sociales sol铆a mostrar historias as铆.

鈥旵on la directora Luc铆a Bianco empezamos a hablar de la posibilidad de una muestra de fotos y de ep铆grafes. Despu茅s termin贸 siendo el proyecto de libro, pero antes de entrar en contacto con el museo nunca pens茅 que esto iba a ser un libro.

Fotos: Libro Barco.

鈥暵縅ulio es fot贸grafo?

鈥昇o, pero le gusta la fotograf铆a desde muy joven, y el libro fue tambi茅n una manera de reconocerle ese gusto, que siempre lo hizo como hobby. Me parec铆a que esas fotos ven铆an de decisiones art铆sticas, enfoques o puntos de vista interesantes. La experiencia de su trabajo era una experiencia dolorosa o dif铆cil para toda la familia y de repente la cuesti贸n de la belleza de las fotograf铆as tambi茅n nos devolv铆a otra cosa, otro punto de vista desde donde mirar toda la situaci贸n.

  • Libro Barco es biogr谩fico y contiene algunas fotos anal贸gicas, otras de c谩mara digital y tomadas con el celular.

En esas p谩ginas, Melisa narra su historia a partir de los recuerdos y una recolecci贸n de experiencias que obtuvo al entrevistar a familiares y vecinos:

鈥昚 un poco se transform贸 en un relato colectivo.

El proyecto comenz贸 en 2019 y se extendi贸 2 a帽os m谩s, en un ida y vuelta con sus compa帽eros del Museo del Puerto.

Lo importante del proceso de escritura fue trabajar en equipo, porque hay una idea generalizada de que quienes escriben est谩n solas o solos. Las charlas que tuvimos fueron haciendo que no sea solamente una historia enfocada en m铆, sino que se abra a otras ideas. Eso lo hizo m谩s interesante.

  • En el equipo del Museo del Puerto hay gente que de esto sabe, como los poetas Sergio RaimondiMat铆as Matarazzo y Luc铆a Bianco, m谩s Carolina Montero, Mat铆as Gil Robert, Cristina Kreiber, Maximiliano D铆az y Malena Corte.

Seg煤n Melisa, el puerto siempre fue un lugar dif铆cil por el trabajo de su pap谩. Pero hoy lo ve con otros ojos: este es, adem谩s, su espacio laboral.

鈥暵縀l trabajo colectivo con Libro Barco te ayud贸 a resignificar?

鈥昐铆, y tambi茅n a pensar, a organizar. El libro me llev贸 a investigar sobre mi propia historia o sobre la historia de mi familia, y de alguna manera a establecer algunas relaciones que en el momento de la vivencia no pod铆a. Gener贸 un v铆nculo con mi pap谩; ahora a veces charlamos de algo y me dice: 鈥淓sto lo tenemos que escribir鈥. Como para tener un archivo de ciertos momentos鈥

鈥暵緾u谩l fue la reacci贸n de tu pap谩 cuando vio el libro editado? 

鈥昍econtento. Lo que nos pas贸 como familia fue esta cuesti贸n de sorprenderse al leer qu茅 le hab铆a pasado al otroSe complet贸 una visi贸n panor谩mica, si se quiere, con lo que le iba pasando a cada uno: a mi mam谩 Graciela, a mis hermanos Emmanuel y Paula… Eso fue importante: hacer un relato com煤n. Y mi pap谩 tambi茅n pudo ver qu茅 pasaba en tierra cuando 茅l estaba en el mar.

La relaci贸n de Melisa con la literatura viene desde hace tiempo. A los 10 empez贸 a escribir en un taller que se dictaba en un museo de Punta Alta. Y a帽os m谩s tarde, se anim贸 a compartir sus palabras recitando poes铆as y leyendo en p煤blico.

Le gusta mirar en lo cotidiano aquellas cosas que parecen fuera de lugar o esos recovecos que parecen no verse. Ah铆 encuentra su inspiraci贸n:

鈥旹s algo de lo que tomo apunte o en lo que me quedo pensando. Es un material de escritura.

  • Esta es su tercera obra publicada: antes salieron Vayonesa (2013, La Propia Cartonera / 2018, Villa Mora editorial) y Turista (2014, Gigante). Y tambi茅n forma parte de la antolog铆a 30.30 poes铆a argentina del siglo XXI (2013, Editorial Municipal de Rosario).

Libro Barco no es poes铆a, pero: es un relato que tambi茅n tiene prosa po茅tica y otros materiales de escritura a trav茅s de ejercicios. Se present贸 en diciembre de 2022 y este a帽o se lanz贸 un cuadernillo para trabajar en las escuelas.

鈥暵縌u茅 sensaci贸n te produce que llegue a estudiantes?

鈥昒na alegr铆a enorme. El libro fue le铆do por vecinos y vecinas de White, pescadores, escritoras con hijos, y empezamos a darnos cuenta de que pod铆a llegar a escuelas secundarias, que tienen estudiantes en una edad acorde al relato: el libro trata algunas ideas sobre el trabajo y lo que el trabajo genera en una hija adolescente.

Y va dando sus frutos: hace poco, Melisa visit贸 la secundaria N掳38 anexo 2, en el barrio Saladero, donde pudo compartir lindas experiencias con chicos que hab铆an le铆do el libro y hab铆an escrito sus propios relatos:

鈥昒no de los alumnos que tiene un pap谩 camionero se sent铆a representado en el tema de la distancia, de las tareas repartidas en la familia y, sobre todo, con la parte de Libro Barco en la que mi hermano cuenta qu茅 sent铆a como hijo var贸n, a sus 16 a帽os.

Tambi茅n hay repercusi贸n m谩s all谩 de las escuelas. Se nota que Libro Barco toca ciertas fibras comunes.

鈥昉ersonas que despu茅s de leer el libro me cuentan: 鈥淎h, mi mam谩 trabajaba en tal lado y pasaba esto鈥. De alguna manera, esta historia que yo cre铆a familiar es una historia que comparten un mont贸n de personas.

  • 馃摉 En formato papel, con las fotos impresas a trav茅s de stickers, Libro Barco se puede conseguir en el Museo del Puerto (Guillermo Torres y C谩rrega): martes y mi茅rcoles de 9 a 13, jueves y viernes de 10 a 19 y s谩bado y domingos de 15 a 19.
  • 猬 En este enlace pod茅s descargarlo gratuitamente, junto con el cuadernillo escolar.
  • 馃摬 Y ac谩 ten茅s las cuentas de Facebook e Instagram del Museo del Puerto.

Video: Francisco Appignanesi

Fotos: Eugenio V.

Edici贸n general:聽Tato Vallejos聽y Abel Escudero Zadrayec


馃 En 8000 ofrecemos un periodismo bahiense, independiente y relevante.

Y vos sos clave para que podamos brindar este servicio gratuito a todos.

Con alg煤n cafecito de $ 600 nos ayud谩s un mont贸n. Tambi茅n pod茅s hacer un aporte mensual, v铆a PayPal o por Mercado Pago:

隆Gracias por bancarnos!

馃憠 Si quer茅s saber m谩s, ac谩 te contamos qui茅nes somos, qu茅 hacemos y por qu茅.

Seguir leyendo

Gentes

馃懛鈥嶁檧锔忦煈ㄢ嶐煍 鈥淐on trabajo ves la vida de otra manera鈥: Jos茅 teje redes para las b煤squedas laborales bahienses

Nuestra gente, los barrios y las buenas historias que nos rodean.

Publicado

el

Por Bel茅n Uriarte / Editora de 8000


Cintia Aliaga tiene 36 a帽os y dice que est谩 sola con sus hijos. En diciembre de 2021 se qued贸 sin trabajo, pero en apenas 15 d铆as consigui贸 otro en una empresa de limpieza.

Fue gracias al grupo de Facebook Empleos pedidos Bah铆a Blanca, que tambi茅n tiene sus cuentas en Instagram y WhatsApp.

No es la primera vez que Cintia encuentra trabajo as铆: ya la hab铆an llamado de geri谩tricos y casas de familias.

Y reci茅n le volvi贸 a pasar. Qued贸 desocupada a fines de junio, postul贸 para un restor谩n que vio en el grupo de WhatsApp y el 15 de julio la contactaron.

Descubri贸 esta iniciativa un tiempito antes de la pandemia y despu茅s de buscar en varios sitios (clasificados, avisos municipales, otros grupos鈥) con muchas horas invertidas y sin tantos resultados decentes.

鈥擡n este tiempo tan dif铆cil, lo bueno es ver que encontr谩s algo 鈥攍e cuenta Cintia a 8000鈥. Con trabajo ves la vida de otra manera, porque ten茅s algo para sostenerte. Estoy sola con mis hijos y s茅 que gracias al trabajo puedo salir adelante鈥 Yo quiero salir a trabajar, no que me regalen.

Ahora, cada vez que se levanta en su casa del barrio Ricchieri, lo primero que ve en el tel茅fono son los avisos que publica Jos茅 Mulet, el administrador del grupo.

鈥斆塴 no pide nada a cambio, lo hace porque le gusta ayudar. Realmente se lo tom贸 en serio: todos los d铆as manda los enlaces para que la gente pueda encontrar trabajo. 

Cintia no lo conoce personalmente, pero le escribi贸 por Facebook para agradecerle:

Es muy efectiva la p谩gina. Como le dije en el mensaje: es muy lindo el trabajo que 茅l hace.

馃檵鈥嶁檪锔 脡l hace

Jos茅 Mulet arm贸 la p谩gina de Facebook y el grupo de WhatsApp hace m谩s de 6 a帽os con una idea clara: facilitar las b煤squedas laborales bahienses.

鈥擲茅 lo dif铆cil que es鈥 鈥攍e dice a 8000鈥. Estuve mucho tiempo buscando trabajo y me ha costado mucho conseguirlo.

Jos茅 tiene 40 a帽os; estuvo una d茅cada en una empresa de seguridad y hoy tiene un quiosco en Chiclana 621. El a帽o pasado tuvo su impacto p煤blicocuando lleg贸 a los medios que ofrec铆a imprimir gratis el CV de quien lo necesitara.

Hay gente que estaba casi en situaci贸n de calle y les cambia la vidaporque tener un trabajo te cambia en un mont贸n de aspectos鈥 Tambi茅n est谩n los que van a comprar y te dicen: 鈥淒ej谩 100 pesos para el que necesite鈥. O los que te felicitan por la iniciativa, porque 鈥渉oy en d铆a son cosas malas, nada m谩s鈥.

Tambi茅n por eso Jos茅 le mete tanto al grupo de Facebook donde sube desde los clasificados del diario hasta lo que ve en las redes.

Y hace todo desde el celular: captura im谩genes, las recorta, les agrega marca de agua (鈥減ara evitar que lucren con los avisos鈥) y publica simult谩neamente en WhatsApp, Facebook e Instagram.

Todo el d铆a se la pasa con el tel茅fono. Y no se va a dormir sin dejar todo listo para el d铆a siguiente, incluso de vacaciones鈥

鈥擫o tengo incorporado a mi vida 鈥攕ostiene.

En comparaci贸n con los inicios del grupo, all谩 por abril de 2016, la cantidad de empleos pedidos baj贸 considerablemente: antes Jos茅 publicaba cotidianamente unos 30 avisos y ahora son 10 o 12 en promedio, pero hay d铆as de 3:

Encima hoy es m谩s gente la que busca

Adem谩s de la pandemia y sus consecuencias, ve otros 2 grandes problemas: el trabajo mal pago y los despidos constantes.

鈥擧ay avisos de ciertos lugares que no subo m谩s porque son una tomada de pelo. Toman gente y a los d铆as est谩n pidiendo de nuevo鈥

Hay m谩s desagradables con intenciones raras: cuando los detecta, enseguida mete la advertencia en las redes.

鈥擧ace un tiempo pas贸 que cobraban un preocupacional y en la desesperaci贸n, la gente lo paga鈥 Yo los denuncio, para que nadie caiga en eso.

Igual, Jos茅 elige quedarse con lo bueno que se genera: en este contexto adverso, varias personas consiguen alg煤n trabajo.

鈥擡s lo m谩s gratificante. Creo que se puede cambiar mucho.

Le sorprende la dimensi贸n que alcanz贸 el grupo de Facebook (supera las 75.000 personas) y dice que a veces lo reconocen en la calle: 鈥溌os sos el de los avisos!鈥.

鈥擲on muchas historias, muchas cosas atr谩s, situaciones dif铆ciles鈥 Cuando consiguen trabajo, lo comparto porque es una forma de que los dem谩s vean que se puede

Y aclara que su 煤nico objetivo es dar una mano: no recibe ni espera nada.

鈥擫os grupos ayudan a mucha gente. Una vez los cerr茅 por unos d铆as y me dec铆an: 鈥淢e era 煤til鈥濃 鈥淣o lo encuentro en otro lado鈥… Incluso, due帽os de empresas. Realmente es una herramienta que sirve.

馃拋 Sirve, sirve

Grecia Rasjido tiene 21 a帽os, vive en el barrio Maldonado y estudia la tecnicatura en Seguridad e Higiene. Debido a la dif铆cil situaci贸n econ贸mica, tuvo que salir a trabajar.

En marzo, por una publicaci贸n viral, se enter贸 de que exist铆a el grupo de Facebook. Se uni贸 al toque y en 1 semana ya estaba trabajando, seg煤n le cuenta a 8000:

鈥擡mpec茅 en abril, en atenci贸n al p煤blico. Como me fue bien, me movieron a la parte de administraci贸n. As铆 que estoy mucho mejor.

Y tambi茅n le agradece a Jos茅 por lo que hace:

鈥擬e gustar铆a conocerlo personalmente. El trabajo es salud: a m铆 me sac贸 adelante en todo sentido, incluso sentimentalmente.


馃敆馃攷 Enlaces para tu b煤squeda

  • Jos茅 Mulet administra 2 grupos de WhatsApp, que suman 450 participantes. En Facebook hay m谩s de 75.000 y en Instagram, alrededor de 3.500.
  • 馃憠 Facebook
  • 馃憠 Instagram
  • 馃憠 WhatsApp: grupo 1 y grupo 2

馃 En 8000 ofrecemos un periodismo bahiense, independiente y relevante.

Y vos sos clave para que podamos brindar este servicio gratuito a todos.

Con alg煤n cafecito de $ 150 nos ayud谩s un mont贸n. Tambi茅n pod茅s hacer un aporte mensual, v铆a PayPal o por Mercado Pago:

隆Gracias por bancarnos!

馃憠 Si quer茅s saber m谩s, ac谩 te contamos qui茅nes somos, qu茅 hacemos y por qu茅.

Seguir leyendo

Gentes

馃グ 鈥淟a alegr铆a de vivir鈥: Betty y Osvaldo, medio siglo caminando juntos desde Tiro Federal

Nuestra gente, los barrios y las buenas historias que nos rodean.

Publicado

el

Texto, fotos y video: Bel茅n Uriarte / Editora de 8000


鈥擜ntes de la pandemia 铆bamos a todos lados 鈥攄ice Betty鈥. Almuerzos, cenas, bailes鈥

隆Nos gusta mucho la joda! 鈥攊nterviene Osvaldo鈥. La gente se divierte, hacemos trencito, 隆todo!

Florentina 鈥淏etty鈥 Dicchi De Conti est谩 por cumplir 73 a帽os. Osvaldo Pallotti tiene 79. Llevan m谩s de medio siglo juntos.

Se casaron en 1969 y desde entonces viven en聽Tiro Federal, frente a lo que fue 鈥淓l Viejo Tropez贸n鈥, aquel legendario bar de Liniers y Rivadavia; su nombre sobrevive junto a la puerta.

Osvaldo siempre vivi贸 ah铆. Betty es oriunda de White y se mud贸 tras la boda; dice que si bien ahora a Tiro lo siente m谩s propio, tambi茅n tiene su coraz贸n all谩 en Comercial.

Los 2 coinciden en que lo m谩s lindo del barrio son las relaciones que construyeron.

Tienen 2 hijos: Claudio y Vanesa. Y 4 nietos: FedericoCatalinaJuana y 鈥渦na en el cielo, que se llam贸 Juliana鈥.

Si algo los identifica y une, es la energ铆a y la pasi贸n por lo que hacen.

Osvaldo pas贸 por un mont贸n de trabajos.

Arranc贸 como lechero, estuvo en una casa de pel铆culas, pas贸 por una bodega, vendi贸 golosinas en los cines, fue mozo, trabaj贸 en un mayorista, hizo repartos en bicicleta y a煤n atiende el puesto de cubanitos 鈥淟a Cabrita鈥, en el Parque Independencia. 

鈥擵endemos un mont贸n, sobre todo los comunes 鈥攍e dice Osvaldo a 8000鈥. Los domingos se venden 2 o 3 cajas, y cada una tiene 300 cubanitos. El secreto es el producto fresco, el buen dulce de leche y la atenci贸n.

Lleva 43 a帽os en la misma: va s谩bados y domingos, y lo que m谩s disfruta es hablar con la gente. Casi todos lo conocen y reconocen y para su cumplea帽os recibi贸 m谩s de 100 mensajes.

Foto: 鈥淟a Cabrita cubanitos鈥.

鈥擭o soy due帽o, pero cuido el puesto como si fuese m铆o.

La verdadera pasi贸n de Osvaldo es la m煤sica. Desde que era chico: un d铆a su mam谩 lo mand贸 a comprar un lavarropas y 茅l volvi贸 con una bater铆a

Fue la primera que tuvo y lo acompa帽贸 en sus primeros pasos:

鈥擬e gustaba m谩s la orquesta que trabajar de mozo, y cuando pod铆a rajar con la orquesta, rajaba. Estuve como m煤sico en Telenueva, 铆bamos a fiestas por todos lados y hac铆amos carnavales. El 煤ltimo grupo fue el Tr铆o Bah铆a.

Dej贸 de tocar hace unos 6 a帽os por falta de compa帽铆a: necesita alguien con acorde贸n.

鈥擟uando consiga, voy a empezar de vuelta. Extra帽o tocar. Ojal谩 tuvi茅ramos lo de antes. Recorrimos todo con la m煤sica, la gente apoyaba, era todo familiar鈥 Nunca me cansaba: acompa帽aba tangos, milongas, 隆todo!

Mientras Osvaldo relata sus pasos como m煤sico, Betty recuerda algunos de sus grupos: Los Caballeros del Ritmo, Los Pernanbuco, Habana Jazz鈥

鈥擜ntes hac铆a bailar a la gente, ahora me gusta bailar a m铆. Estoy un poco embromado de las piernas, pero vamos a arrancar de vuelta 鈥攑romete Osvaldo.

Tiene una voluntad b谩rbara y eso es lo que lo salva: la voluntad de querer salir a hacer cosas 鈥攁segura Betty鈥. Si es por 茅l, no est谩 nunca dentro de la casa.

鈥擭o sirvo para estar encerrado. Si viene uno con un acorde贸n, 隆vamos! Llevo la m煤sica adentro: me siento en la bater铆a y me olvido de todo

Osvaldo no para, pero Betty no se queda atr谩s.

Integra el coro municipal de mayores, forma parte del Centro de Jubilados que est谩 dando sus primeros pasos en Tiro Federal y participa de la asociaci贸n Sembrando Sue帽os en la Bah铆a, que promueve la lectura en voz alta.

鈥擟omo Osvaldo es un apasionado por la m煤sica, yo soy una apasionada por la lectura 鈥攄ice Betty鈥. Con la asociaci贸n vamos a leer a las escuelas. En la pandemia, yo le铆a, Osvaldo me filmaba y le mandaba los videos a la coordinadora.

Foto: Sembrando Sue帽os.

Cuenta que ahora est谩n en el punto digital de Villa Mitre (Garibaldi 149) e invita a la comunidad a acercarse los mi茅rcoles a las 15: no hay l铆mite de edad.

鈥擡star con los chicos es lo m谩s lindo que hay, son tan inocentes, tan lindos. Ellos no se fijan si sos grande. Hay muchos chicos carentes de afecto; cuando nos vamos, nos preguntan 鈥溌緾u谩ndo vuelven?鈥 y se agarran, 隆no quieren que nos vayamos!

Foto: Sembrando Sue帽os.

Con tanta actividad, la cuarentena estricta se les hizo insoportable. 

Betty y Osvaldo sufrieron mucho. Al principio ten铆an miedo, se asomaban por la ventana y saludaban a los gendarmes que pasaban por la calle. Despu茅s, de a poco, empezaron a salir.

Ella destaca que tanto en los buenos como en los malos momentos han estado juntos. Y asegura que la clave es la paciencia, de un lado y del otro.

鈥擧emos tenido nuestras cosas, porque en 53 a帽os no voy a decir que nunca tuvimos un 鈥渟铆鈥 ni un 鈥渘o鈥濃 Pero lo principal es estar juntos.

Y tirar para adelante. Siempre.

鈥擜hora nos fren贸 un poquito la pandemia y la salud de Osvaldo, pero vamos a volver, tenemos esa esperanza. Quiz谩s m谩s lento caminaremos, pero seguimos.

El paso de los a帽os

Osvaldo conoce Tiro Federal como la palma de su mano. 

Recuerda que cuando era chico todos pasaban por la calle Liniers: era la pasarela principal, el arroyo estaba descubierto y hab铆a un puentecito. 

Con sus amigos pescaban bagre, hac铆an fogatas y corr铆an carreras en una pista de bicicletas que hab铆an construido en Parchappe. 

鈥擡ra todo tierra y hab铆a un solo farol, pero ac谩 no hab铆a problema. Eran las 12 de la noche y todav铆a est谩bamos jugando.

El hoyo pelota, el balero, el salto de rana, la arrimadita, los carnavales y las figuritas tambi茅n formaron parte de su infancia y juventud.

Foto: Archivo La Nueva.

Y por supuesto, el club Tiro Federal, que cobr贸 otro sentido cuando se agrand贸 la familia.

鈥擬i hijo jugaba de arquero y todos los padres 铆bamos 鈥攔ecuerda Osvaldo鈥. Yo hac铆a chorizos, vend铆a caramelos, junt谩bamos plata para los pibes.

Hoy la dupla tirense tambi茅n frecuenta otros lugares, como Las Tres Villas, donde su nieto practica atletismo, y la Plaza del Algarrobo, que 鈥渓a acomodaron y qued贸 linda鈥.

El aguante de Tiro

El bar 鈥淓l Viejo Tropez贸n鈥 tuvo momentos complicados. Y, cansados de las peleas que se armaban, Betty y Osvaldo pensaron en mudarse.

鈥擡st谩bamos decididos. Ya casi hab铆amos alquilado un departamento en el centro, ten铆amos las cajas para guardar las cosas y 茅l se puso mal 鈥攔ecuerda Betty鈥. Entonces dijimos: 鈥淎lgo tenemos que hacer鈥, y empezamos a hablar con los vecinos.

La gente del barrio les pidi贸 que no se fueran. Y entre todos juntaron firmas.

鈥擯udimos quedarnos… Menos mal, porque 茅l iba a sufrir.

鈥擸o estoy feliz en Tiro 鈥攄ice Osvaldo鈥. Y ac谩 nos vamos a quedar.

鈥擡l a帽o que viene, si Dios quiere, 茅l cumple los 80, as铆 que ya estoy pensando en hacer una linda fiesta, divertirnos, bailar 鈥攁nticipa Betty鈥. Siempre nos hemos disfrazado y todos se prenden.

鈥擜 nosotros nos gusta todo eso: alegr铆a, alegr铆a, 隆la alegr铆a de vivir! 

Foto: Capovilla Elena.

馃 Sos fundamental para 8000: esto no anda sin vos.

Ayudanos a seguir haciendo un periodismo bien bahiense, independiente y relevante.

Pod茅s colaborar con alg煤n cafecito de $ 150, con un aporte mensual, v铆a PayPal o por Mercado Pago:

隆Gracias por bancarnos! 馃檶

Seguir leyendo

Sumate

Apoyanos

Invitame un caf茅 en cafecito.app

El audio de 8000

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

M谩s vistos